PALAZZO PITTI

Palazzo Pitti
Palazzo Pitti
Esta zona, caracterizada por el Palazzo Pitti y los Jardines de Boboli, es uno de los barrios con mayor densidad de museos y galerías. El Palacio Pitti fue construido en 1448 por Luca Pitti. El primer proyecto era probablemente obra de Brunelleschi. El palacio pasó a ser propiedad de Medici en 1549 y experimentó varios cambios estructurales año tras año. Hoy en día el edificio alberga varios museos interesantes y galerías, la Galleria d'Arte Moderna, Galleria Palatina, el Museo Argenti, la Galería del Costume (vestuario), el Museo de Automóviles, el Museo de Cerámica, los Apartamentos Reales y el Apartamento de la Duquesa de Aosta. LA Galleria d'Arte Moderna, en el Palazzo Pitti se encuentra en la segunda planta y consta de 30 habitaciones. La galería muestra las diferentes etapas de la pintura desde el neo-clasicismo del siglo XX, con especial atención a los cambios en el arte en Toscana. También hay importantes ejemplos de esculturas, algunas obras de artistas extranjeros y una representación importante de las Artes Aplicadas del siglo XIX. Parte de la colección perteneciente al período entre 1900 y 1945 ha sido trasladada al piso de arriba, de la galería el del “Mezzanino degli Occhi" ( entresuelo de los ojos), hasta que se acabarán las obras de restructuración. La Galería Palatina también incluye magníficas obras de los siglos XVI y XVII, con obras de artistas italianos, flamencos, franceses e Ingleses, 11 obras de Raffaello, obras de la famosas Escuela Florentina (con trabajos de Fra Bartolomeo, Andrea del Sarto, Pontormo, Rosso Florencia, Caravaggio, Rubens, Van Dyck, Guido Reni, Guercino, Maratta). El prestigio de las obras y la peculiar presentación de la galería hacen que la colección sea única. Todas las paredes están cubiertas con pinturas y estucos dorados. Cada habitación de la galería está decorada con espléndidas consolas y repisas de pregiados mármoles o con mosaico en piedras duras de Florencia.

GIARDINI DI BOBOLI


Jardines de Boboli
Jardines de Boboli
Los Jardines de Boboli, otra característica de esta zona, fueron comisionados por la familia Medici, después de comprar el Palazzo Pitti en 1549. En 1766 estaban abiertos al público. La parte de los jardines, cerca del Palacio Pitti presenta setos podados en formas geométricas. Estas matas conducen a un bosque de cipreses y árboles plantados para crear un fuerte contraste entre la naturaleza y artificio. En el jardín se encuentran estatuas de diferentes épocas y los miratore están diseñados para garantizar un espléndido panorama de Florencia. Caminando en esta zona se puede visitar el Fuerte Belvedere, desde donde se puede disfrutar de una hermosa vista sobre los Jardines de Boboli. La fortaleza fue diseñada en 1590 por Bernardo Buontalenti pero su función originaria era la de proteger a los florentinos contra los invasores. Más tarde, la fortaleza se convirtió en un refugio para los grandes duques de la familia Medici.

SANTO SPIRITO


Santo Spirito
Santo Spirito
Interesante es la Iglesia de Santo Spirito (el Espíritu Santo) y su Cenacúlo. La modesta fachada del siglo XVIII es el fruto de las remodelaciones ya que el edificio original fue destruido por un incendio en el siglo XIII y, en 1435, Brunelleschi fue el encargado de diseñar una nueva iglesia para los Agustinianos. Brunelleschi falleció demasiado pronto y la obra fue terminada (de manera no muy excelente), por Antonio Manetti, Giovanni da Gaiole y Salvi d'Andrea. Dentro hay un Baldaquino Barroco y un Altar Mayor que no están muy en armonía con la iglesia. Santo Sèirito, presenta obras de Rosselli, Ghirlandaio y Lippi. La sacristía adyacente al vestíbulo fue diseñada por Giuliano da Sangallo en 1489. El Cenáculo es hoy en día un pequeño museo. En su interior hay un fresco que representa la Crucifixión (1360-65), atribuido a Carlo Orcagna.

SANTA FELICITA


Santa Felicita
Santa Felicita
En las ruinas de un cementerio paleo-cristiano se alza la iglesia de Santa Felicita. La iglesia sufrió varios cambios con el paso de los siglos, pero en 1736, Ferdinando Ruggieri, le dió su aspecto final. Algunas de las características góticas y el pórtico de Vasari se mantuvieron sin cambios

PORTA ROMANA


En esta zona se encuentra la puerta más grande, y perfectamente conservada de Florencia: Porta Romana, construida en 1330 para formar parte de la última sección de la muralla de la ciudad. Se mantuvo la puerta original en hierro con el emblema de la familia Medici y una placa de mármol. Todavía presenta la pasarela cubierta y un fresco del siglo XV.

MUSEO LA SPECOLA


Siguiendo en el descubrimiento de esta zona, sugerimos una visita al peculiar Museo "La Specola", que se hospeda en el Palazzo Rottigiani (1775), utilizado por la Facultad de Ciencias Naturales, de la Universidad de Florencia. La parte dedicada a la zoología, muestra especies de diferentes animales, insectos y peces. La sección de anatomía presenta reproducciones realistas del siglo XVIII, que representan los aspectos grotescos de la fisiología y de las enfermedades humanas

SAN FREDIANO IN CESTELLO


San Frediano in Cestello
San Frediano in Cestello
El barrio de San Frediano es el barrio de artesanos, restauradores y comerciantes de tiendas y se asocia a menudo con el mercado para el cuero y la lana. La iglesia homónima, la iglesia de San Frediano in Cestello, con su gran cúpula, es considerada un punto de referencia local. La iglesia tiene una fachada de piedra, con una cúpula coronada por una linterna. Fue reconstruida entre 1680-89 por Antonio Maria Ferri, en estilo barroco florentino. El interior de la cúpula y las capillas fueron pintadas por los maestros del siglo XVIII. Muy cerca se encuentra una parte de los muros de la ciudad en buenas condiciones. La puerta antigua y su torre, Porta San Frediano, fue construida en 1324 en la antigua carretera que llega a Pisa. Su puerta está completamente realizada en madera, todavía presenta el candado original, así como las decoraciones originarias en hierro.

SANTA MARIA DEL CARMINE


Santa Maria del Carmine
Santa Maria del Carmine
Otra splendida iglesia en esta zona es la iglesia de Santa Maria del Carmine, con su fachada en piedra. La iglesia es conocida por la hermosa Capilla Brancacci, uno de los tesoros más reconocidos de la pintura italiana, que, con la sacristía, sobrevivió un incendio en 1771. La capilla es renombrada por los frescos que representan la vida de San Pedro, realizados en 1425 por Masolino para Felice Brancacci. Masaccio, alumno de Masolino trabajó a la realización de la capilla dando, con el uso de la perspectiva, un toque renacentista a la pintura. La carretera que conecta “Ponte alla Carraia” puente sobre el Arno, con la antigua Porta Romana es Via de'Serragli. A lo largo de este camino, se puede ver la entrada a los Giardini Torrigiani, hoy en día jardines privados. En la Via de'Serragli se encuentra también un tabernáculo del año 1427 que presenta un fresco de Bicci de Lorenzo. Los jardines fueron donados a la "Società Botanica Fiorentina" en el siglo XVIII por Pier Antonio Micheli. En 1777, Pietro Torrigiani se convirtió en el dueño de estos jardines y quiso darle un nuevo orden gracias a la intervención de Luigi de Cambray Digny y Gaetano Baccani.